Quienes Somos


Primer presidente
Manuel Angel Larreynaga
Santa Tecla en 1928

Escenario grato de nuestras travesuras y paseos juveniles, Santa Tecla, antes de su desmedido y desordenado crecimiento, era una tranquila localidad de calles y avenidas bellamente empedradas, cruzándose en cuadriculas, bordeadas de amplias aceras de grandes y lustrosas lajas.

Santa Tecla de otros días; parques arboledas, amplias casas de grandes corredores techadas con teja, patios floridos y traspatios con árboles y sitios destinados a bodegas e incluso parqueo de la carretera.

Al constituirse el Club Tecleño, la ciudad de Santa Tecla aun no cumplía 40 años de fundada. El Salvador se empeñaba en la siembra, cultivo, beneficiado y exportación de café; los alrededores de la zona urbana estaban totalmente cultivados de café y los propietarios de las fincas eran parte medular de la membresía del club.

Cuando se fundó el club no había en la ciudad servicio eléctrico; el alumbrado público era con faroles de kerosene; en las casas, candiles, lamparas de carburo y candelas. No había aún teléfono, ni automóviles, refrigeradoras, radio, la televisión no la había soñado ni Julio Verne.

Un grupo de personas pertenecientes a lo que se llamaba la elite de la sociedad tecleña, firmaron el 1 de noviembre de 1893, la solicitud de inscripción de los Estatutos para fundar una Corporación denominada Club Tecleño, que tendría carácter puramente social y con el objeto de proporcionar a los miembros distracciones licitas y honestas.

En sus inicios el Club Tecleño, carecía de local propio, mobiliario y facilidades económicas. Por lo que es de justicia reconocer la desinteresada colaboración de sus socios cuando esta les era requerida, y en especial, la dedicación y responsabilidad de los honorables Caballeros que integraron las Juntas Directivas.

Fusión del Casino de Santa Tecla y el Club Tecleño en 1928.

En 1943 el edificio es remodelado al estilo colonial español. En la parte central estaba el amplio Salón principal, con hermosos decorados en techo y paredes, con arcos, columnas torneadas, madera vista de color oscuro, balcones estilizados y puertas talladas.

El elegante salón fue admirado por conocedores de los diseños clasicos de la epoca colonial, que tuvieron su origen principalmente en el sur de España, con adaptaciones necesarias al tipo climatologico local y que conformaron el estilo Colonial Español.

El Salón Principal tenia al costado norte un espacioso Bar, tras un arco con columnas torneadas. La Sala de la Biblioteca, la entrada principal con puerta y contra-puerta talladas, el Salón de Señora y el Salón de Billares, estaban situados en la parte oriente del Salón Principal.


Rafael Guirola Duke.

Conchita Guirola de Duboi.

Walter A. Soundy.


Compra del Balneario EL TUNCO en 1956

El 28 de febrero, la junta Directiva autorizo a su presidente Don Mario Harrison Morales para tratar con la Señora María Teresa Zelaya, la opción de compra a favor del Casino, de un terreno de su propiedad ubicado en la Costa del Departamento, La Libertad.

Antes de cerrar el negocio de compra del terreno, se hicieron varias visitas, una de las primeras fue el 7 de marzo... El recorrido normal al Puerto de la Libertad por la antigua Carretera pavimentada, con muchas mas curvas que las de la nueva carretera reconstruida después a mediados de la década de los 60.

Luego, saliendo del Puerto, hacia el occidente, por la carretera del litoral en plena construcción, ya habían sido construidos los puentes del Chilama, Conchalio y los de otros ríos y riachuelos, mas no así del Río del Tunco.

La excursión en cuatro vehículos estaba formada por socios y algunas señoras y niños. Muchos nunca habían llegado hasta El Tunco, otros lo habían hecho cuando la Hacienda Santa Emilia pertenecía a la familia Huezo y se llegaba en bestias.

El panorama era impresionante... Una roca, en forma de cerdo (Tunco), origino el nombre. Frente al estero,hasta cuya vera izquierda se podía llegar, había una arboleda natural que daba una sombra fresca y muy acogedora, a la orilla de una bonita playa, de arena negra y libre de piedras.

El terreno estaba ideal, para el lugar de recreo con que se queria complementar el Casino de Santa Tecla. Se hicieron comentarios favorables, se hablo de lo que podria hacerse y se apoyo la iniciativa de adquirirlo.

El 8 de abril, la Junta General Extraordinaria aprobó por unanimidad, la compra del terreno de El Tunco.

Club Tecleño en la actualidad.

Hoy El Club, cuenta con una construcción elegante, armoniosa, amplia, hermosamente decorada, con árboles y plantas que le dan un aspecto atractivo y agradable.

El Salón principal, con su decorado,la lampara central y los espacios adyacentes, forman un conjunto de singular belleza arquitectónica, que incluye detalles en puertas, ventanas, techo y acceso desde la parte frontal... arcos coloniales, pisos rojos orlados de blanco y otros elementos acordes al estilo, guardan una armoniosa simetría.

El edifico principal, complementado con piscinas,canchas deportivas,rincones acogedores,espacios para niños y jóvenes, para familias...diversos sitios para eventos sociales de todo tipo.

El Club cuenta ademas, con un lugar de recreo en la Costa del Pacifico, para disfrutar de sombreados lugares, casas para alojarse, ranchos, kioskos, bar, piscinas. El balneario se complementa con un paisaje exclusivo al que le da un toque especial ,la curiosa formación rocosa, que dio nombre al lugar y al estero El Tunco... Allí entra la brisa del mar, el ruido incesante de las olas y el paso ocasional de las aves marinas, los socios y sus familias comparten horas y días de descanso y sano esparcimiento. A los cien años, los nietos y bisnietos de los fundadores, así como centenares de socios y sus familiares, cuentan con un centro social y deportivo, de los mas prestigiados de Centroamérica.


Los pioneros de 1893, se sentieron sumamente complacidos con los alcances de la obra que ellos iniciaron y las generaciones sucesivas, aplaudieron a los que en 1968, tomaron la decisión de crecer, de ampliar los servicios, de incluir los deportes y de crear más y mejores condiciones en este Club Tecleño, donde las familias se conocen mejor y disfrutaron, disfrutan y disfrutaran de un ambiente sano y acogedor.

© Club Tecleño de El Salvador. Todos los derechos reservados 2017